Así empezó la semana pasada: Plasmando recuerdos.

El resultado fue más que emotivo y os lo iremos contando poco a poco, porque merece la pena leerlas sin perder detalle!